Preguntas frecuentes

Sustancias


  • En relación con el consumo de drogas, el VIH/SIDA puede transmitirse al compartir los materiales utilizados para el consumo, tales como, jeringuillas, filtros, cilindros para el consumo por vía intranasal y cualquier otro material que ponga en contacto el virus con el torrente sanguíneo de la persona sana. Otro factor de riesgo es mantener relaciones sexuales bajo los efectos de una droga. Este hecho puede favorecer prácticas de riesgo y aumentar la probabilidad de adquisición del virus.

    19/05/2014
  • Son útiles en programas preventivos y asistenciales, en determinadas condiciones metodológicas y con cuidado de cumplir exigencias éticas (consentimiento global informado) y legales (confidencialidad, "cadena de custodia”). No deben ser utilizados como un simple mecanismo de vigilancia o de corrección, ni al margen de criterios claros y con control profesional.

    19/05/2014
  • El consumo de drogas se puede detectar mediante diversos métodos, siendo uno de los más utilizados por su relativa sencillez y fiabilidad la analítica de orina. A través de él, es posible la detección de las diversas sustancias que haya podido consumir una persona, pero es preciso tener en cuenta que cada una de ellas tiene un tiempo de detección propio.

    19/05/2014
  • La mezcla de dos o más sustancias aumenta el peligro de su uso y los problemas derivados tanto del efecto inmediato al consumo, como aquellos que pueden aparecer a largo plazo.

    19/05/2014
  • Sí. Las pautas de consumo de menor riesgo, es decir, aquellas pautas o comportamientos en los que, aún existiendo un consumo se trata de minimizar los efectos negativos del mismo, serían: informarse sobre la calidad y efectos de las sustancias, consumir dosis bajas, espaciar al máximo el consumo, no mezclar sustancias, utilizar las drogas en un contexto tranquilo y si es posible acompañado de una persona que no consuma, no compartir utensilios para evitar infecciones, no utilizarla en situaciones de riesgo (conducción, embarazo, trabajo, etc), cuando existen patologías orgánicas o psicológicas que se puedan agravar por estos consumos…

    19/05/2014
  • Es posible utilizar las drogas sin que el sujeto se convierta necesariamente en drogodependiente. Sin embargo, conviene tener presente que hay drogas en las que su simple consumo puede implicar un riesgo para la salud: el uso en situaciones de riesgo (conducción, embarazo, trabajo, etc), el uso de material infectado, la pureza de la droga, la predisposición física y/o psicológica hacia ciertas enfermedades, los adulterantes...

    19/05/2014
  • La vía de administración influye en el tiempo que tarda el consumidor en sentir el efecto de dicha sustancia, en su intensidad y en la mayor o menor afectación del organismo, pero no influye en el resultado final sobre la posibilidad de generar dependencia. Por ejemplo, la heroína genera dependencia tanto fumada como inyectada, si bien por vía intravenosa aumenta la posibilidad de transmisión de enfermedades infecciosas si no se toman las precauciones adecuadas (desinfectar el material, no compartirlo y eliminar de forma segura el instrumental).

    19/05/2014
  • Sí. Las principales vías de administración son: Oral (se ingiere y pasa al sistema digestivo desde donde pasa a la sangre y de ahí al cerebro); Fumada/inhalada (se inhala el humo o los vapores después de ser quemada o calentada); Esnifada en polvo (la droga se introduce por las fosas nasales, se absorbe por las membranas mucosas y llega al torrente sanguíneo); Inyectada (la droga llega directamente al cerebro a través de la corriente sanguínea. Los efectos son inmediatos).

    19/05/2014
  • La adicción es un proceso complejo y variable que depende de muchos factores por lo que no existe un tiempo concreto a partir del cual una persona pueda considerarse adicta. Sin embargo, suele ser frecuente que, a mayor cantidad de consumo, mayor frecuencia, menor edad en el afectado, menor distanciamiento entre dosis, consumos prolongados y dependiendo de la vulnerabilidad del individuo, el tiempo se vaya reduciendo.

    19/05/2014
  • Si. Existen los consumos experimentales de una o varias sustancias (suelen corresponder a situaciones de consumo inicial); consumos ocasionales donde se realiza un uso intermitente de la droga, conociendo sus efectos, aunque sin depender aún; consumos habituales donde se utiliza la droga frecuentemente, pudiendo implicar riesgos para la salud; y consumos compulsivos donde el sujeto necesita la sustancia y toda su vida gira en torno a ella a pesar de haber experimentado ya consecuencias negativas.

    19/05/2014
  • El hecho de tener un contacto con las drogas no significa que se sea drogodependiente, ni que necesariamente se vaya a serlo.

    Desde los primeros contactos, hasta que la dependencia queda instaurada, se pasa por un proceso que se prolongará en el tiempo de forma variable y que supondrá ir dando una serie de pasos hasta que se llegue a la adicción. Según los resultados que el individuo vaya obteniendo irá dando los pasos siguientes hacia consumos cada vez más problemáticos. Uno de los mayores riesgos de este proceso, que siempre es reversible, es la idea subjetiva de control.

    19/05/2014
  • La dependencia es uno de los riesgos más que conlleva el consumo, pero no el único. Hay sustancias y situaciones que son muy peligrosas incluso aunque su consumo no haya generado una adicción todavía o no lo haga nunca: consumo de sustancias adulteradas o muy puras, personas con susceptibilidad a desencadenar problemas psicológicos, embarazadas, consumos en grandes dosis, mezcla de sustancias, conducir bajo los efectos de las drogas…

    19/05/2014
  • Las drogas tienen la particularidad de producir efectos placenteros muy variables, lo cual puede llevar a repetir los consumos en busca de las mismas sensaciones; euforia, reducción de la fatiga, lucidez mental; o por el contrario: relajación, disminución del dolor, sensación de bienestar; o bien: alteraciones en la percepción de la realidad, sensación de mayor agudeza sensorial, etc.

    ¿As drogas poden desencadear tamén problemas sociais?
    19/05/2014
  • En general, cuando se instaura un proceso de dependencia, el área social del consumidor se puede ver muy afectada, generando diversas alteraciones en este campo: problemas familiares, dificultades en las relaciones con los amigos, problemas de pareja y de convivencia, conflictos escolares y laborales, problemas legales.

    19/05/2014
  • Sí. Las drogas pueden producir alteraciones en el plano psicológico que pueden ser muy variables: cambios en el estado de ánimo, entorpecimiento de las funciones relacionadas con el aprendizaje, la memoria, la concentración, aparición de ideas paranoides, alucinaciones, delirios, crisis de ansiedad, estados de ánimo muy cambiantes, reacciones de pánico, apatía, agresividad, o incluso trastornos psicóticos. Todas estas alteraciones dependerán de la sustancia, el uso que se realice de ellas y las características individuales del consumidor, incluyendo su predisposición biológica.

    19/05/2014
  • Las drogas pueden generar múltiples alteraciones orgánicas, afectando a diferentes órganos. La gravedad de estas alteraciones dependerá de diversos factores como los relacionados con el sujeto (la predisposición a padecer ciertas patologías, el cuidado sobre su estado de salud, la edad…), la sustancia y las formas de consumo (tipo de sustancia, forma de administración, frecuencia y condiciones del consumo…).

    19/05/2014
  • No. Las drogas pueden afectar de distinto modo al Sistema Nervioso Central. Existen sustancias que estimulan la actividad de este sistema, otras que deprimen o entorpecen su funcionamiento y otras que trastocan su funcionamiento habitual provocando alteraciones en la percepción de la realidad. Algunas sustancias comparten las propiedades de estimulación/perturbación, como el éxtasis o depresión /perturbación como el cannabis.

    19/05/2014
  • Aunque hay drogas que podríamos considerar más peligrosas que otras, y no siempre de forma coincidente con su imagen, cualquier sustancia lleva implícito un riesgo que dependerá del uso que se realiza de ellas, las particularidades del organismo que las consume, las formas de consumo (frecuencia, cantidad, vía de administración y tiempo de consumo), el contexto de consumo, las razones por las que son consumidas, etc.

    19/05/2014

 volver
UNIDAD ASISTENCIAL · CENTRO DE DÍA
C/ Isaac Peral nº6 bajo · 36201 Vigo , Pontevedra
Telefono: 986 22 48 48 · Fax: 986 22 42 36

alborada@alborada.org